Cambio de enfoque, quien nos enseña a ser mujeres

¿Quién enseña a las mujeres a ser mujeres?, ¿las madres, las abuelas, la naturaleza, los hombres, la televisión, la sociedad? Tantas opciones como verdades, el problema es que actualmente las formas tradicionales ya no funcionan y la dinámica de ser “súper woman” lo único que ha logrado es que existan miles de mujeres agotadas, sin energía, solas, enfermas, enojadas, de mal humor y sin tiempo para ellas mismas.

Es por ello que estamos convencidas que necesitamos reeducarnos y encontrar nuevos aprendizajes que nos enseñen a vivir con una mejor calidad de vida, con salud, bienestar físico y emocional, para poder disfrutar de relaciones más armónicas y tener éxito a nivel personal como profesional.

Tú eres parte importante del equilibrio del mundo y mereces desarrollar todas tus habilidades y talentos para sentirte en plenitud total, conocerte y conocer la fuente de tu poder personal.

El tema de definir la femineidad siempre ha sido sumamente interesante.
Para comenzar, es increíble que aún entre mujeres no nos podemos poner de acuerdo si es mejor decir “femineidad” o “feminidad”. En realidad, mientras no la confundamos con “feminismo”, ambos términos son correctos y perfectamente legítimos.

Preferible usar “femineidad” pues rima con “deidad” que como bien sabemos implica a los dioses, con el simple hecho de ser mujeres somos Diosas.

¿Acaso femineidad significa lo opuesto de masculinidad?
¿O quizá la femineidad es el complemento de la masculinidad?
¿O es la manifestación de una energía interior que trabaja como el centro de nuestra propia existencia?

Quizá la femineidad es un poco de todo esto y más, es permitirnos a nosotras mismas ser vulnerables, a demostrar nuestras emociones, a pedir un abrazo, a aceptar que esta bien que los otros se preocupen por nosotras.

Es el suavizar la rigidez para fortalecernos a nosotras mismas lejos del miedo al ridículo o al parecer débiles.

Es una divina realidad que existe dentro y fuera de nosotras y que se manifiesta a través de nuestros movimientos, nuestras expresiones, nuestro ser. Es todo lo que como mujeres somos y elegimos ser.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s