El amor o el miedo

Toda relación se convierte en un ser vivo que ha sido engendrado por dos soñadores. El cuerpo está hecho de células y los sueños de emociones. Existen dos fuentes principales para esas emociones; una es el miedo y todas las emociones que surgen de él, la otra es el amor y todas las emociones que emanan de él. Experimentamos ambas emociones, pero, en la gente corriente, la que predomina es el miedo.

Continúa leyendo «El amor o el miedo»

Los hombres no son simples, son concretos

Con frecuencia, las mujeres somos injustas en la apreciación general que hacemos de los hombres. En muchos sentidos se sienten «por encima» del varón, piensan que son más intuitivas, más sensibles, que analizan los hechos con mayor objetividad, que están acostumbradas a esforzarse más, a tener que luchar para conseguir las cosas, que son más responsables y, en cierta medida, más inteligentes.

Continúa leyendo «Los hombres no son simples, son concretos»

¿Qué tan confiable eres?

Por Tony Sánchez

La confianza es un factor importante en cualquier tipo de relación, ya sea laboral, de amistad, amorosa y familiar; sin embrago es tan frágil que cualquier brisa la puede romper con facilidad, y recuperarla no es sencillo porque detrás de esa ruptura se perderán muchas otras cosas. Con miedo de por medio, inseguridad, preguntas interminables que llegan al punto de no creer lo que se dice porque propiamente hay desconfianza.

Continúa leyendo «¿Qué tan confiable eres?»

Relaciones Tóxicas: 10 claves para reconocerlas y evitarlas

Las relaciones tóxicas son un gran problema, ¿quién no tiene un familiar o un amigo que esta totalmente inmerso en una relación que ni le conviene ni le hace feliz y a la que todos lo ven poco futuro? ¿El problema?, que la otra persona no lo ve y no hay manera de hacérselo ver. Continúa leyendo «Relaciones Tóxicas: 10 claves para reconocerlas y evitarlas»

El compañero de la mujer salvaje

El compañero de la Mujer Salvaje es el que posee tenacidad y paciencia espiritual, el que tiene voluntad para atisbar la naturaleza profunda de la mujer, el que regresa para comprender sin alejarse por aquello que le aparta de su propósito, el que no hacer uso de ese conocimiento para ejercer su poder sobre ella. Un hombre que capta su auténtica naturaleza, se deja sorprender, atemorizar y siente reverencia por lo que percibe y ve. Y permanece ahí, con ella. Porque Amar el placer es muy fácil, para Amar verdaderamente se requiere de un héroe capaz de manejar su propio miedo.

Continúa leyendo «El compañero de la mujer salvaje»